martes, 8 de julio de 2008

¿A dónde vas, corazón?


¿A dónde vas, corazón, que me abandonas?


Voy a donde se tiende España
cálida y seca.
No a la España alta que tú conoces
sino a la profunda y ancha,
la España densa.
Voy a teñir mi rojo de su amarillo
y ondear al viento que mece al trigo.
Voy a echar raíces
y a crecer como el viñedo y el olivo.

¿Por qué te vas, corazón, y me abandonas?

No te abandono...
me entrego.

5 comentarios:

Adriana Lara dijo...

y en la entrega uno se abandona...
muy bueno.

Chema dijo...

Tu verso está evolucionando muchísimo, en una dirección que cada vez me es más familiar.

Quizás sea porque tú me eres cada vez más familiar, que siento tus poemas cada vez más cercanos. Antes me parecían muy bellos pero como herméticos. Ahora se abren con mayor fuerza.

O quizás seas protagonista de algún cambio.

El título, eso sí, es muy televisivo xD

Un besazo!

SERHUMANA dijo...

Entregarse al sabor, relajarse en el deseo. Saludos Lilith, acá estoy siempre, siguiendo tu trazo de cerca.

Ender Wiggins dijo...

suena a canción :-)

La sonrisa de Hiperión dijo...

madre del señor, me has puesto los bellos como papel de lija de 13... Niña que los que somos de debajo de despeña perros, estas cosas nos matan.
Saludos y un beso

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.