lunes, 14 de julio de 2008

Mi vida entera


mi vida entera

entera fue
a parar a tu regazo
como el agua al mar
o a un sumidero

y qué harás con ella
cualquier cosa que quieras
pues a tu voluntad me acojo
como si fuera el fuego de mi hogar
que abrasa y acuna todas mis noches

mi vida entera se perdió por ti
o se encontró
no sé
quién puede medir el daño y el gozo
y separarlos
como quien destila el agua

no me importa
no queda nada de mis sueños
ni de mi vigilia
sólo déjame un segundo más en tu regazo
ese segundo dichoso y trágico antes de perderme para siempre
como el agua dulce y mansa se disuelve en el mar embravecido

4 comentarios:

SERHUMANA dijo...

Hola Lilith, no te pierdas mucho, que queremos seguir leyendote.
Me cuesta creer, en volver a enamorarme alguna vez, de manera que me pierda. Con lo que me cuesta encontrarme despues!!!!!!!!!!!!

Adriana Lara dijo...

oh, qué melancolía y cuánto amor para dar.

Chema dijo...

Este poema me es tremendamente familiar. Quizás la parte en que se empieza a perder la consciencia de uno mismo sea mi favorita y a la que más tiempo dedico en el recuerdo.

Porque en el fondo somos solos y nunca podemos apartar eso de nosotros. Por eso la extrañeza del abandono nos causa nostalgia y miedo.

Un beso

Proyecto de Escritora dijo...

hola lilith,acabo de conocer tu blog y me esta gustando. seguiré visitándote.
Un saludo! si kieres pasarte por el mio, estaás invitada.

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.