jueves, 12 de junio de 2008

Un corazón pequeño


Cuando sea vieja

quiero tener un corazón muy pequeño

por haberlo entregado casi entero
trozo a trozo
a cada persona que haya amado

por haber perdido un pedazo
en cada ciudad que haya conocido

porque haya sido a menudo arrebatado
y devuelto más usado y menos duro.

Espero haber dividido mi corazón muchas veces
tomando decisiones
y haber desgastado los bordes de las mitades
rozándolos con la vida.

Quiero despilfarrar mi corazón un poco cada día
derrochando latidos como si fuesen olvido
y morir del todo consumida
para así morir muy poco.

2 comentarios:

Escéptico dijo...

Cuando mi madre vivía, al recoger las hojas del jardín, solía canturrear una vieja canción:

corazones partidos, yo no los quiero
que cuando doy el mío, lo doy entero

Chema dijo...

Te doy mi corazón
con la única condición
de que cuando lo regreses
lo hayas mil veces partido
que es destino y condición
de cada latido que doy
el resonar con la voz
de un cristal hecho añicos.

No sé por qué escribo esa tontería, sólo quería decir que me ha gustado mucho ^^

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.