viernes, 26 de septiembre de 2008

La tinta y la sangre


Para cortarme las venas me basta

el filo de la pluma con que escribo
y quedarme en el margen en silencio
sangrando palabras.

Palabras que se escriben a sí mismas
como un héroe
repartiendo golpes de voz y de justicia
pariendo mundos y canciones
venciendo el pulso detenido.

Así se enredan los versos
entre los dedos.
Así fluye el silencio
que narra el mundo.
Así se gasta la vida
mientras se llora y se sangra.

Y el corazón se descompasa
y el dolor rebrota
las palabras huyen caprichosas dando muerte a quien las pare
y queda el hambre
y yo cortándome las venas
palpitando en el sesgo de mis versos
muerta ya para ustedes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Las palabras brotan,
su cauce no es sesgado.
Tinta y sangre,
sangre y tinta.

Podrás seccionar tus venas
con el filo de una mentira.
Podrás ver huir tu sangre
como el eco que se humilla agotado.
Podrás en tu rincón guarecerte
ajena al influjo que malgastas.

El tiempo es inexorable.
La misma moneda en distinto bolsillo.
Agua, viento, fuego y marea.

La vista se oscurece,
el oído silencia su hogar,
la lengua te busca
y el tacto te extravía.

Sólo queda el gusto,
de una muerte no deseada,
de unas palabras que brotan.

Lilith dijo...

Respuestas son honores.

Don_Mingo dijo...

Me gustan especialmente esos últimos versos. Quizá no vayan por ahi los tiros, pero me sugieren el concepto de arte para los fluxus: arte es cuando se hace, no-arte cuando se acaba y anti-arte cuando se expone. Si no es en orden cronológico, quizá lo de "muerta ya para ustedes" se refiere al modo en que llega?

Lilith dijo...

Temo no haber ido tan lejos en mi intención, pero me gusta mucho tu lectura.

Escribir es un suicidio, hablar es tirarse al vacío, hay un tiempo infinito para contar lo que se calla pero siempre es tarde para callar lo que se ha dicho. No sé dónde leí que somos dueños de nuestro silencio y esclavos de nuestras palabras.

Al mismo tiempo, la entrega de alguien que vive por escribir trascience todos sus intereses de conservación. Y además importa poco lo que pase con uno si ya ha escrito algo bueno. En general, si ya ha hecho algo bueno.

Escribir aquí es una metonimia de "hacer" en general, nuestros hechos son los héroes que hablan por sí mismos, y las emociones quedan en un segundo plano, seguimos viviendo a pesar de tener miedo, seguimos luchando a pesar de sentir dolor, hacemos lo que tenemos que hacer sin preocuparnos mucho de qué debilidades o susceptibilidades entran en el juego, aceptamos que el deber y el querer salgan ganando y nuestros ruidos internos perdiendo. Las emociones están sobrevaloradas.

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.