domingo, 28 de septiembre de 2008

Para contarles la vida


La nostalgia es nocturna

como el andar felino de Tomás
cuando caza ratones.

Nocturna y silenciosa.

La nostalgia es nocturna
como los crujidos que despiertan
tras las puertas oscuras.

Nocturna y temible.

La nostalgia es nocturna
como las mariposas de alas grises
y como la luna enorme.

Nocturna y hermosa.

La nostalgia es nocturna
como esas lágrimas que no
quieres que nadie oiga.

Nocturna y amarga.

Vendrá a tu cama cuando crezcas
para velar tus sueños tristes
pero gracias a ella, hijo mío,
lo tendrás todo:
lo ganado y lo perdido,
lo dulce, lo malo,
lo bueno
y lo arrebatado.

2 comentarios:

Elisa dijo...

Un poema redondo, paseo por los adjetivos, la nostalgia nos llega disfrazada de cualquier cosa, pero nos queda. Me ha encantado leerte, tienes poemas muy buenos.

Un abrazo desde mi balcón.

*elisa*

jg riobò dijo...

Nostalgia de un tiempo.
Melancolía como estado receptivo que divaga por el pasado.

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.