sábado, 18 de octubre de 2008

Todas las noches


No sé si la curiosidad mata

pero sé que la duda desordena.

El sol al mar ni pide ni agradece
el lecho que le presta
pero cada noche va y se tiende.

Hay cosas que no pueden darse con palabras.

1 comentario:

La sonrisa de Hiperión dijo...

"El sol al mar ni pide ni agradece"

Quizás sea porque están condenados a entenderse, y porque un atardecer en la playa, miralo el ocaso, es de masiado tremendo!
Saludos y un beso!

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.