lunes, 29 de diciembre de 2008

Adiós de ti


Ya se ensombrece el aire donde flota el polvo
ya la tarde muere débilmente en la ventana
ya regresa el eco
a insistir en ti que faltas y en la oscuridad
que entonó tu marcha.

Cantan mis pasos impares tonadas de uno
al tocar por el pasillo en cada puerta
que no te guarda
ya vuelve la noche a reírse en mi cara
y la cama a ser enorme y desacompasada.

Oigo en la luna canciones de cuna
que no me duermen
y el alba se retrasa tantas veces que quién las cuenta
mientras el estruendo de este adiós me desgarra las cuerdas del alma
hay un sol y un mi que languidecen
enredados para siempre en el pentagrama.

2 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Pentagramas de sílice, Lilith, donde cada respiración es una nueva sinfonía...

Abrazos
Marian

JUAN JES dijo...

Lilith! Venga! Hagamos la lista. Una especie de antítesis del poema "Los amorosos" de Jaime Sabines, o como dijo Paul Claudel "¿Esto soy realmente yo? No. Esta piltrafa es obra de la mujer amada. ¡Y que la conserve para ella, porque yo me voy a otra parte!

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.