lunes, 15 de diciembre de 2008

Allá va el dolor


Allá va el dolor, descomponiéndose

en los días que blanquean mi azabache
desgranándose
en arena lenta e implacable
diluyéndose en el líquido de la vida
en las lágrimas, en el semen, en la sangre.

Allá va el dolor inquebrantable
férreo como una gaviota que chilla
ignorando que la vida tiene que ser algo más que pelearse.

Engordando a comensales toscos que festejan
el banquete de mis ganas
nutriendo a los vampiros de mis horas
corriendo ante el reloj descortés y despiadado.

La vida es burda
y nos ensucia de nieve rodada
de barro encharcado en las cunetas
y el tiempo sigue comiendo carreteras
y nosotros bajándonos en marcha.

1 comentario:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Esa es una de nuestras prerrogativas, bajarnos en marcha, a pesar de todos los cristales que arañan el dolor y sus gritos.

Un placer descubrirte.
MArian

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.