domingo, 28 de diciembre de 2008

Estaciones y trenes


Hay quienes habitan en los trenes

y van sacando fotos por la ventanilla
viendo la vida correr fugaz sin detenerse
escapando furiosa hacia atrás
y tal vez compadecen a las borrosas sombras de las estaciones
que esperan y observan y dicen adioses
y segundos más tarde quedan atrás también y para siempre.

Hay quienes viven en las estaciones
y se debaten entre partidas y esperas
y ven el tren correr fugaz sin detenerse
huyendo con furia hacia delante
y tal vez compadecen a los reflejos difusos tras los cristales
que avanzan indiscriminadamente
hacia nuevas estaciones donde no estacionan nunca.

6 comentarios:

Elisa Berna Martínez dijo...

Me has recordado una canción que dice algo así como "no quiero vivir la vida sin que la vida pase a través de mí". Qué no solo la veamos desde la ventanilla!!!

Un abrazo y felices fiestas!!

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Hay trenes que no se detienen, nunca, no hay estaciones para ellos, ni andenes, ni saludos ni despedidas, esos son los trenes que nos llevan por dentro, a veces a algún centro perdido, otras a ninguna parte...

Mi abrazo

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Por cierto tienes en mi blog un premio para ti, por si quieres recogerlo...

Besos
Marian

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Esos viajes en tren de tus versos son como la vida que es inasible y la vivimos mientras el cuerpo aguante.

Los trenes también claudican y se convierten en cadáveres de hierro abandonados en vías muertas.

Saluditos.

Don_Mingo dijo...

Unas lineas verdaderamente geniales... dónde estaría el punto intermedio?

Erosè dijo...

Ésta la copio en mi agenda para leerla cuando me apetezca si no tengo el ordenadpr delante. Me encanta, genial.

Un besazo.

 
Creative Commons License
Palabras de Lilith by Eva Torices 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.